10 mejores trucos y consejos para evitar y combatir digestiones largas

Publicado por: Natur Admin En: SUPER ALIMENTOS El: Comentario: 0 Lecturas: 80
Muchas veces, tras las comidas nos sentimos que estamos prácticamente toda la tarde o toda la noche haciendo la digestión, sentimos como nuestro estómago está trabajando más de lo habitual y nos provoca cierta pesadez de estómago.

Muchas veces, tras las comidas nos sentimos que estamos prácticamente toda la tarde o toda la noche haciendo la digestión, sentimos como nuestro estómago está trabajando más de lo habitual y nos provoca cierta pesadez de estómago.

Cuando comemos mucho, solemos hacer digestiones largas y pesadas que nos provocan un malestar y nos puede llegar a producir ardores o incluso náuseas y vómitos.

Esta sensación de mal estar estomacal, es un tanto habitual en personas que tienen problemas de estómago y coman lo que coman siempre tienen unas digestiones largas.

Los síntomas de una mala digestión, no siempre se dan por comer mucho o poco, sino que hay otra serie de causas que te pueden llevar a sufrir este tipo de problemas.

En este post te vamos a contar todo lo que necesitas saber acerca de las digestiones largas, te contaremos cuáles son sus principales causas y a su vez cuáles son sus síntomas.

Para todas aquellas personas que se sientan identificadas con la pesadez estomacal, les proporcionaremos una serie de consejos para que esta sensación de mal estar se atenúe o directamente desaparezca.
iilustración animada de un hombre con mala digestión

¿Cuáles son las causas de tener digestiones largas?

Dentro de las causas que pueden producir digestiones largas, vamos a destacar las más habituales y comunes que se pueden dar en todo tipo de personas. No hay que olvidar, que cada persona es un mundo y por ello existen problemas mucho más complejos que dan lugar a tener problemas estomacales:

Comer excesivamente rápido: Muchas veces, nos sentamos a la mesa a comer como si nos fueran a quitar la comida en ese mismo momento.

Esto, es bastante perjudicial para nuestro sistema digestivo, ya que no le damos tiempo a que asimile que estamos ingiriendo alimentos, y por lo tanto no le llegan al cerebro las órdenes correspondientes y no sentimos esa sensación de saciedad, sino que comemos de forma acelerada y descontrolada.

Los motivos que te pueden llevar a comer muy rápido pueden ser porque tenemos mucha hambre o porque tenemos poco tiempo para comer, o también porque sea un mal hábito.

El estrés y la ansiedad: El que nuestro cuerpo y nuestra mente se encuentren en una situación de tensión o estrés, no es para nada beneficioso para nuestro sistema digestivo, por lo que el tener digestiones largas puede ser uno de los síntomas que nos alerten de que algo no va bien. Este tipo de problema estomacal se suele como gastritis emocional.

Malos hábitos alimenticios: Cuanto tenemos por norma tener una mala alimentación, nuestro cuerpo reacciona de forma defensiva ante determinados alimentos como los fritos o las grasas industriales. El ingerir este tipo de alimentos de manera habitual va hacer que tengamos digestiones largas y pesadas y además vamos a perjudicar gravemente a nuestra salud aumentando el colesterol y la glucosa en sangre.

Intolerancia a ciertos alimentos: Cuando tenemos alergia algún tipo de alimento o algún componente como puede ser la soja, la fécula de patata o la lactosa nuestro cuerpo reacciona de forma agresiva. Lo que hace nuestro sistema digestivo es que se inflama y hace que tengamos digestiones largas e intensas cuando no hemos detectado este tipo de intolerancia.

Si a la hora de ingerir un alimento sentimos que nuestro estómago reacciona de una forma poco habitual es aconsejable ir al médico a para averiguar si se trata de un caso de intolerancia.

Comidas muy copiosas o excesivas: Cuando hacemos comidas excesivas o muy pesadas, nuestro estómago tiende a sobrecargarse, por lo que el tener digestiones largas, va a ser uno de los síntomas que nos avise de que hemos comido mucho.

Enfermedades estomacales relacionadas con el sistema digestivo: Si tras las comidas sufrimos problemas como gastritis o gastroenteritis de forma habitual, puede ser que tengamos un problema del estómago que no esté relacionado únicamente con las digestiones largas, sino que tenga su punto de inicio en otro lugar.

Es recomendable visitar a un médico si estos problemas aparecen de forma regular en nuestro sistema digestivo. Si quieres saber cómo aumentar tus defensas, te damos 8 consejos para ello.
dos manos abrazando el vientre femenino

¿Cuáles son los síntomas de las digestiones largas?

Algunos de los síntomas que nos van ayudar a detectar que estamos teniendo una digestión larga y pesada son:

⏹️ Acidez de estómago: es una sensación de ardor que sube desde el estómago hasta el pecho y luego a la garganta. Cuando sentimos acidez de estómago, nos da una sensación de que estamos comiendo lo mismo a lo largo de toda la tarde o toda la noche.

⏹️ Gases o flatulencias: el tener gases o flatulencias muchas veces viene precedido por haber comido excesivamente rápido lo que hace que traguemos una mayor cantidad de aire.

⏹️ Vómitos o náuseas: No suele ser habitual cuando sufrimos digestiones largas, pero si algún alimento nos sienta mal nuestro propio sistema digestivo reacciona de esta forma para indicarnos que ese tipo de comidas no le sientan del todo bien.

⏹️ Estómago muy pesado: se dice que tenemos pesadez de estómago cuando sentimos como que el estómago nos pesa, que estamos hinchados y que estamos que no nos cabe nada más. Esto lo solemos experimentar cuando comemos demasiado o cuando comemos muy rápido.

¿Cómo podemos evitar tener digestiones largas?

Para evitar tener digestiones largas vamos hablar de una serie de recomendaciones que te van ayudar a dejar de tener este problema que te genera mal estar y agobio tras las comidas:

  Evita acompañar las comidas con bebidas con gas: Si tienes por costumbre acompañar tus comidas con refresco, cerveza u otras bebidas que contengan gas, es muy probable que tu estómago se hinche antes y que la digestión sea larga y pesada aparte de sufrir posteriormente gases para expulsar el exceso de gas de tu cuerpo.

  Intenta comer despacio: el comer despacio es por una razón muy sencilla, nuestro sistema digestivo necesita tiempo para reaccionar y asimilar los alimentos al a vez que envía señales a nuestro cerebro para indicar que ya está saciado, lo que hará que dejemos de comer.

En el caso opuesto, si comes deprisa, comes de manera desmesurada y luego es cuando tu estómago se resiente y hace digestiones largas.

  No bebas demasiado mientras comes: Aunque parezca una redundancia lo de beber comiendo pero no beber mucho, la realidad es que si bebemos demasiado mientras comemos, eliminamos ácidos y enzimas que posteriormente nos van ayudar hacer la digestión.

Por ello es aconsejable beber antes o después de comer, pero a lo largo de la comida beber lo justo.

  No te vayas a dormir después de comer: ¿A quién no le apetece una siesta después de comer con el estómago calentito y lleno?

Esta sensación seguro que todos la hemos tenido alguna vez, pero realmente no es buena para nuestro sistema digestivo, ya que lo que va a provocar es tener digestiones largas y muy complejas.

No es lo mismo hacer la digestión mientras recoges la comida o haces alguna actividad que si la haces tumbado en el sofá o en la cama, el estómago no trabaja de la misma manera.

  Tómate una infusión después de comer: Cuando hacemos comidas intensas o encontramos nuestro estómago pesado, el tomarse una infusión de hinojo, manzanilla o poleo menta, te va ayudar hacer la digestión de forma efectiva, y así evitar tener una digestión muy larga.

  Intenta comer siempre a la misma hora: Si acostumbramos a nuestro estómago a comer siempre o casi siempre a la misma hora, vamos a regularlo y de esta forma evitaremos el tener un hambre desmesurada antes o después de comer.

  Intenta no hacer cenas muy pesadas y tardías: Normalmente la hora de cenar suele ser entre las 21 y las 22 horas, dependiendo de las costumbres de cada uno pero más tarde no es aconsejable.

Si cenamos a altas horas de la noche lo que vamos hacer es comer y acostarnos, y como hemos dicho antes no es aconsejable, ya que nuestro sistema digestivo trabaja más forzadamente y puede producirnos reflujo.
ración para una persona de pasta

  Utiliza poca sal en las comidas: Es aconsejable que si comes los alimentos con mucha sal, que la intentes racionar. El comer poca sal en las comidas te va ayudar a reducir la retención de líquidos y también a evitar tener problemas cardiovasculares en un futuro.

  Mastica despacio los alimentos: A parte de comer despacio como bien hemos dicho anteriormente, el masticar despacio los alimentos también te va ayudar a tener digestiones más ligeras y favorables. El masticar lentamente es para hacer que los alimentos se trituren mejor y que ayudemos a nuestro sistema digestivo.

  Limita el consumo excesivo de medicamentos: El acudir a los medicamentes cada vez que nos sentimos mal es algo muy negativo para nuestro sistema digestivo ya que, al no tratarse de algo natural o saludable, hará que nuestro estómago reaccione de forma agresiva y en algunos casos se puede producir inflamación.

Si te ha quedado alguna duda o tienes algún tipo de problema con tu digestión no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

Somos profesionales de la salud y te atenderemos de forma única y personalizada. ¡No lo pienses más y cuéntanos tu problema que nos pondremos a tu disposición!

 

Comentarios

Deja tu comentario