¿Cómo podemos aumentar las defensas? 8 consejos para acabar con las defensas bajas

Publicado por: Natur Admin En: COMPLEMENTOS ALIMENTICIOS El: Comentario: 0 Lecturas: 181
Todos los trucos y consejos que necesitas saber para aumentar tus defensas y reforzar tu sistema inmunitario.

Nadie puede negar que en el algún momento determinado de vida haya recurrido a tomar medicamentos o suplementos alimenticios para combatir estados anémicos, enfermedades, decaimiento, cansancio…Esta acción es tan cotidiana que actualmente a nadie le parece raro que tomes vitaminas o la tan conocida jalea real.

Cuando nos sentimos cansados o nos ponemos enfermos con asiduidad, solemos atribuirlo al sistema inmunitario y por ello nos preguntamos ¿cómo podemos aumentar las defensas? Y decidimos buscar remedios caseros o naturales que nos ayuden a estabilizar nuestra salud de nuevo y aumentemos las defensas a los niveles habituales.

Realmente, el que tiene que lidiar las batallas con las enfermedades o estados de ánimo es nuestro sistema inmunitario. Un buen estado de este nos proporciona energía y preparación para afrontar cualquier situación contra los patógenos externos y es capaz de frenar casi totalmente una enfermedad infecciosa.

¿Qué es lo que provoca un descenso en nuestras defensas?

Hay varios factores que pueden provocar que nuestro sistema inmunitario se debilité. No siempre es una enfermedad la causante, la ansiedad o los estados emocionales muy intensos también son causantes del descenso de nuestras defensas. Por otro lado, si no dormimos las horas que necesitamos, también se puede provocar una variación en nuestras defensas.


¿Cómo funciona el sistema inmunitario?

A continuación, vamos a contar en pocas palabras como funciona nuestro sistema inmunitario en la lucha contra los patógenos externos.

Esta lucha la lideran los leucocitos, son los encargados de acabar con los virus que nos atacan. Los leucocitos se dividen en distintos tipos de linfocitos, los polimorfonucleares y los mononucleares.

Ambos tipos de leucocitos juntos conforman el sistema inmunitario y cuando alguno falla o está más débil  nuestra vulnerabilidad hacia cualquier tipo de invasión aumenta, de tal forma que se produce una enfermedad infecciosa u otro tipo de enfermedades como las alergias, la artritis, la psoriasis, entre otras.

¿Cómo podemos aumentar las defensas? ¿Es necesario reforzar nuestro organismo?

La respuesta a esta pregunta es Sí, es necesario reforzar nuestro organismo para poder aumentar nuestras defensas.

Existen varios métodos para hacer que nuestro sistema inmunitario siempre este en perfecto estado, ya que será el encargado de gestionar nuestra energía y nuestro estado de salud. A continuación citamos algunos de los aspectos que tenemos que tener en cuenta para que nuestras defensas estén siempre altas:

Debemos ingerir calorías

Muchas veces, cuando nos sometemos a un proceso de adelgazamiento, sentimos que nos encontramos sin fuerzas y poco enérgicas. Esto se debe a que ingerimos de forma repetitiva frutas, verduras y frutos secos. La variedad dietética es muy importante, a pesar de que estemos a dieta, es necesario que tomemos todas las vitaminas que nuestro cuerpo necesita para estar saludables y para que nuestro sistema inmunitario no se debilite.

Debes descansar al menos 8 horas diarias.

El insomnio baja el número de glóbulos blancos. Cuanto mejor descansemos, mayor será la concentración de glóbulos blancos. Dormir entre 7 y 8 horas diarias mejora la respuesta del sistema inmunológico, ya que gran parte de las células defensivas se generan durante el sueño. Cuando dormimos poco y mal, nuestro organismo se protege, el trabajo del sistema inmunitario se duplica y el sobreesfuerzo lo debilita.

Debemos tener un estómago sano y cuidar la flora intestinal

Debemos de cuidar nuestra alimentación y además, reforzar una de nuestras barreras defensivas más importantes, la mucosa intestinal, es imprescindible para el sistema inmunológico. Si no tenemos una flora intestinal equilibrada, podremos tomar toda la Vitamina C que queramos, que nuestras defensas seguirán débiles y encadenaremos un problema con otro. Para evitar que se debiliten nuestras defensas, es recomendable el consumo de probióticos y prebióticos. Tomar yogur, kéfir, leche fermentada, derivados de la soja, espárragos  o plátanos es muy recomendable cuando sentimos que algo en nuestro intestino no va correctamente.

Realiza 30 minutos de ejercicio diarios

Los profesionales dicen que realizar 30 minutos de deporte de forma diaria aumenta las defensas de nuestro organismo, además de ayudarnos a mantenernos en forma. El realizar deporte a diario es bueno porque hace que los glóbulos blancos y anticuerpos se muevan más rápido mientras nos mantenemos activos.

Debes ser positiva, las emociones también influyen

En el funcionamiento de nuestro sistema inmunitario se juntan tres sistemas, el defensivo, el endocrino y el nervioso. Está demostrado, que cuando una persona sufre algún trauma emocional, depresión o ansiedad, repercute no solo al sistema nervioso, sino también al sistema inmunitario.

En el caso contrario, sucede que cuando tenemos una visión positiva de la vida, somos optimistas y agradables, somos capaces de repeler las enfermedades, nuestras defensas se revitalizan y se hacen más fuertes.

Debes vigilar tu peso

Las personas que tienen kilos de más son más propensas a sufrir infecciones. El motivo es porque el sobrepeso altera el funcionamiento de la insulina, la hormona que se encarga de proporcionar energía a las células para que no se debiliten. Es preferible que cuides tu alimentación y no abuses de las grasas ni de los azúcares. El tomar cinco piezas de fruta y verdura al día harán que tu apetito se sacie y comerás de forma más moderada.

Mantén hidratado tu sistema inmunitario

Por lo general, es recomendable beber entre 1.5 y 2.5 litros de agua diarios. El motivo se debe a que las toxinas no acaben generando daños y debilitando el sistema inmunitario, debemos eliminarlas.  La mejor forma de eliminarlas es mantener una buena hidratación.

Debes comer alimentos altos en hierro

El hierro lo podemos encontrar en carnes rojas, aves, pescados, judías, lentejas, panes integrales, yemas de huevo y verduras verdes. La función más importante es que participa en la respiración, es el responsable de transportar el oxígeno y el dióxido de carbono. El hierro es un elemento muy activo en la formación de energía para todas las células.

¿Cuáles son los alimentos que nos ayudaran a aumentar nuestras defensas?

Aparte de las recomendaciones anteriores para conocer cómo podemos aumentar las defensas existen una serie de alimentos que también nos van ayudar a que nuestro sistema inmunitario no se debilite. Los alimentos son los siguientes:

Jengibre

El jengibre tiene muchos beneficios, y entre ellos reduce los síntomas de la gripe o la congestión nasal. Esta raíz tan utilizada en la cocina asiática forma parte de la medicina natural desde hace siglos.

El jengibre se utiliza para combatir las infecciones y mejorar la salud celular debido a sus antioxidantes. Para poder disfrutar de esta raíz puedes tomarla con las comidas o bien tomarla en infusión.

Propóleo

Se trata de otro elemento empleado por las abejas en su vida diaria, lo utilizan para cubrir las colmenas.

El propóleo es un alimento rico en aminoácidos, vitaminas, aceites esenciales, oligoelementos y bioflavonoides. Es el complemento ideal para dejar a un lado las enfermedades virales o bacterianas.

El propóleo es recomendable cuando se sufren afecciones respiratorias o cuando por algún motivo, las defensas están bajas y estamos más débiles y tendemos a enfermar con más facilidad.

Jalea real

Es el alimento que únicamente consume la abeja reina en el panal. Es rico en muchas vitaminas, pero sobre todo en A,B, C y E.

La jalea real también nos aporta cobre, hierro y fósforo. También nos proporciona selenio, ácidos grasos insaturados y calcio.

Sopa de pollo

La sopa o caldo de pollo si nos la tomamos caliente tiene la capacidad de reducir la congestión nasal y reconfortarnos cuando estamos acatarrados.

El someter nuestro cuerpo a elevadas temperaturas permite que se aflojen las secreciones y también nos mantiene hidratados.

Yogur

El yogur podemos decir, que está formado por bacterias buenas, las cuales, se encargan de regular la flora intestinal y a la vez protege el sistema inmunitario.

Aparte del yogut, también es recomendable comer kéfir. Los probióticos de este lácteo lucharán una gran batalla con los virus y las bacterias.

Ajo

El comer un diente de ajo crudo a diario hará que no acudas al médico. Aparte de tener un sabor y un olor bastante fuerte, el ajo tiene compuestos sulfúricos como la alicina, que aumentan la inmunidad.

Es el perfecto aliado contra la gripe, el resfriado y el dolor de garganta.

Espinacas

Para aumentar tus defensas es recomendable consumir espinacas, ya que es un superalimento y posee muchas propiedades. Es una gran fuente de vitamina C y ácido fólico, por lo que nos ayudara a reforzar nuestro sistema inmunológico y reparar nuestras células.

También aumenta los niveles de energía y mantiene nuestro cuerpo hidratado.

Si todavía te queda alguna duda y no te ha quedado claro cómo puedes aumentar las defensas no dudes en ponerte en contacto con nosotros a través de nuestra web o vía telefónica. Estaremos encantados de poder ayudarte y además, en nuestro apartado de medicina natural podrás encontrar muchos alimentos recomendados para poder reforzar tu sistema inmunitario. No pierdas más el tiempo y ¡llámanos ya! ¡Te estaremos esperando!

Comentarios

Deja tu comentario